¿Qué es Bitcoin? Leave a comment

Bitcoin es una forma de dinero digital. Pero a diferencia de las monedas fíat a las que estás acostumbrado, no existe un banco central que lo controle. Por el contrario, en Bitcoin, el sistema financiero está dirigido por miles de ordenadores distribuidos alrededor del mundo. Cualquiera puede participar en el ecosistema descargándose un software de código abierto.

Anunciado en 2008 -y lanzado en 2009-, Bitcoin se convirtió en la primera criptomoneda. Como tal proporcionaría a los usuarios la posibilidad de enviar y recibir dinero digital (bitcoins, con b minúscula, o BTC). Lo que lo hace tan atractivo es el hecho de no ser censurable, que los fondos no puedan ser gastados más de una vez y que las transacciones puedan realizarse en todo momento y desde cualquier lugar.

¿Para qué se utiliza Bitcoin?

La gente utiliza Bitcoin por una serie de razones. Muchos valoran su naturaleza no permisionada –cualquiera con una conexión a Internet puede hacer envíos o recibir transferencias. Es un poco como el dinero efectivo en el sentido que nadie puede impedir que lo uses, pero debido a su existencia digital, puede ser transferido globalmente.

¿Qué hace valioso a Bitcoin?

Bitcoin se caracteriza por su descentralización, resistencia a la censura, seguridad y naturaleza transfronteriza.

Estas cualidades lo han hecho atractivo para diversos casos de uso, como las remesas y pagos internacionales en que los individuos no quieren revelar sus identidades (como sí ocurriría con una tarjeta de débito o crédito).

Muchos deciden no gastar sus bitcoins, sino conservarlos a largo plazo (práctica a la que también se denomina hodling). Bitcoin ha sido apodado oro digital, debido a que presenta una oferta monetaria finita. Algunos inversores ven Bitcoin como un depósito de valor. Dado que es escaso y difícil de producir, ha sido comparado con metales preciosos como el oro o la plata. 

Los “holders” consideran que dichas características –combinadas con una accesibilidad internacional y una elevada liquidez– lo convierten en un medio ideal para almacenar valor durante largos periodos. Creen que con el tiempo, el valor de Bitcoin continuará apreciándose.

¿Cómo funciona Bitcoin?

Cuando Alice le hace una transferencia a Bob, no envía fondos de la manera que podrías imaginarte. No es el equivalente digital de darle en mano un billete de dólar; sino que sería más bien como escribir en una hoja de papel -que todo el mundo puede ver- que ella (Alice) le está entregando a él (Bob) el dólar en cuestión. Cuando Bob se disponga a enviar dichos fondos a Carol, ella podrá ver que él está en posesión de los mismos al examinar la hoja de papel.

ejemplos de transacción

La hoja es un tipo de base de datos particular llamada blockchain. Todos los participantes de la red tienen una copia idéntica de dicha base de datos almacenada en sus dispositivos, y se conectan unos con otros para sincronizar nueva información.

Cuando un usuario realiza un pago, lo transmite directamente a la red peer-to-peer –es decir, que no hay un banco o institución centralizada que procese las transferencias. Para añadir nueva información, la blockchain de Bitcoin utiliza un mecanismo especial denominado minería. Es a través de dicho proceso que se registran nuevos bloques de transacciones en la blockchain.

¿Qué es el blockchain?

El blockchain es un libro mayor contable que “sólo anexa”: esto significa que en él, los datos sólo pueden ser añadidos. Una vez se ha incluido información, resulta extremadamente difícil modificarla o borrarla. El blockchain impone esta condición mediante la inclusión en cada bloque de un puntero dirigido hacia el bloque previo.

cómo utiliza el hash del bloque anterior para producir el siguiente bloque

El puntero es en realidad un hash del bloque anterior. El hashing consiste en hacer pasar datos por una función unidireccional para producir una “huella digital” única del input. Si el input se modifica aunque sea de forma mínima, la huella digital tendrá un aspecto completamente diferente. Dado que los bloques se encadenan, no hay forma de que alguien edite una entrada antigua sin invalidar los bloques posteriores. Dicha estructura es uno de los componentes que hacen que la blockchain sea segura.

Para una introducción general a las blockchains, ver la Guía para Principiantes sobre Tecnología Blockchain..

Bitcoin es perfectamente legal en la mayoría de países. Sin embargo, existen algunas excepciones –asegúrate de informarte sobre las leyes que rigen en tu jurisdicción antes de invertir en criptomonedas.

En los países que es legal, las entidades gubernamentales adoptan variados enfoques respecto a ellas en lo que respecta a fiscalidad y compliance. La regulación está todavía muy poco desarrollada en general, y es probable que cambie considerablemente en los próximos años.

Una Historia de Bitcoin

¿Quién creó Bitcoin?

¡Nadie lo sabe! El creador de Bitcoin utilizó el pseudónimo Satoshi Nakamoto, pero no sabemos nada sobre su identidad. Satoshi podría ser una persona o un grupo de desarrolladores de cualquier parte del mundo. El nombre es de origen japonés, pero el dominio del idioma inglés demostrado por Satoshi ha llevado a muchos a creer que él/ella/ellos son originarios de un país de habla inglesa.

Satoshi publicaría el white paper de Bitcoin así como su software. Sin embargo, el misterioso creador desaparecería en 2010.

¿Inventó Satoshi la tecnología blockchain?

Bitcoin combina en realidad una serie de tecnologías preexistentes, que se conocían ya desde hace algún tiempo. El concepto de una cadena de bloques no nació con Bitcoin. El uso de estructuras de datos inalterables de este tipo se remonta a principios de los 90, cuando Stuart Haber y W. Scott Stornetta propusieron un sistema para “sellar temporalmente” (timestamping) documentos. De forma parecida a las blockchains de hoy en día, dicho sistema se apoyaba en técnicas criptográficas para proteger los datos y prevenir que fueran manipulados.

Curiosamente, en ningún momento el white paper de Satoshi hace uso del término “blockchain”.

Ver también: Historia del Blockchain.

Dinero efectivo digital antes de Bitcoin

Bitcoin no fue el primer intento de desarrollo de una forma de dinero efectivo digital, pero sin duda ha sido la más exitosa. Sistemas previos allanaron el camino a la invención de Satoshi:

DigiCash

DigiCash fue una compañía fundada por el criptógrafo y científico computacional David Chaum a finales de los 80. Se presentaba como una solución de privacidad para transacciones online, que partía de un artículo escrito por el propio Chaum (tal como se explica aquí).

El modelo DigiCash era un sistema centralizado, pero de todas formas, fue un experimento interesante. Posteriormente, la empresa se declararía en bancarrota -algo que Chaum atribuiría a su introducción en un momento en que el e-commerce aún no había despegado.

B-money

B-money sería descrito inicialmente en una propuesta del ingeniero informático Wei Dai, publicada en los 90. Dicha propuesta sería citada en el white paper de Bitcoin, y no es difícil entender por qué. 

B-money proponía un sistema Proof of Work (que es el mismo que se utiliza en la minería de Bitcoin), así como el empleo de una base de datos distribuida en la que los usuarios firman transacciones. Una segunda versión de b-money también describía una idea similar al staking, sistema empleado por otras criptomonedas en la actualidad.

Al final, b-money nunca acabaría de despegar al no pasar de la fase de borrador. A pesar de ello, Bitcoin se inspiraría claramente en los conceptos presentados por Dai.

Bit Gold

Hasta tal punto se parecen Bit Gold y Bitcoin, que a algunos les ha dado por pensar que su creador, el científico computacional Nick Szabo, es el mismísimo Satoshi Nakamoto. En esencia, Bit Gold consiste en un libro mayor contable que almacena series de datos originadas a partir de operaciones Proof of Work.

Igual que ocurrió con b-money, nunca se continuaría su desarrollo. Las similitudes entre Bit Gold y Bitcoin, sin embargo, han consolidado la reputación del primero como “precursor de Bitcoin”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *